Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

NOTA INFORMATIVA A LOS SOCIOS SOBRE LA SENTECIA DEL TRIBUNAL SUPREMO

05/05/2017

NOTA INFORMATIVA AL SOCIO

Hoy viernes se hace pública la Sentencia dictada por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo recaída en el Recurso de Casación 33/2015, de fecha 26 de abril de 2017. Dicha sentencia le ha sido notificada al Real Grupo de Cultura Covadonga (RGCC) en el día de hoy, 05 de mayo de 2017 y a las 13:41 h. Igualmente se publica la diligencia de ordenación de fecha 05 de mayo de 2017 a medio de la cual la Sala acuerda notificarnos la repetida sentencia.

Esta Junta Directiva en aras a la brevedad invita a los socios de la Entidad a que se lean los antecedentes del proceso de fusión y de la Sentencia recaída, los cuales al igual que la Sentencia, se hacen públicos en el día de hoy.

Así mismo tras la consulta realizada a los servicios jurídicos del Club y a la vista de lo informado por los mismos, la Junta Directiva está en posición de manifestar que, a priori y al amparo del principio de seguridad jurídica y de la buena fe a los que se refiere expresamente la sentencia del Tribunal Supremo, las altas de socios producidas durante el segundo mandato de Enrique Tamargo, incluidas las de los socios del extinto Centro Asturiano de la Habana de Gijón, son plenamente válidas.

En cuanto a la condena al RGCC a repetir el proceso electoral a la presidencia del RGCC, permitiendo la participación de los demandantes mayores de edad, es imprescindible tener en cuenta que dicha condena esta forzosamente unida a la declaración de nulidad radical de las elecciones a la presidencia del RGCC celebradas el 24 de marzo de 2012 contenida en el Fallo de la Sentencia objeto de este estudio. Por tanto estas y no otras son las elecciones que el Supremo condena al RGCC a repetir.

Unido a lo anterior ha de ser tenido en cuenta que los demandantes mayores de edad ya eran socios de pleno derecho del RGCC, merced a la Ejecución Provisional instada judicialmente, a la fecha de celebración de la Asamblea General para la convocatoria y aprobación del calendario electoral correspondiente a las elecciones celebradas en el año 2016 y participaron en el proceso para la elección del Presidente y Junta Directiva actual por lo que este último proceso electoral es plenamente válido.

En cuanto a la condena a repetir la totalidad de las asambleas generales anuladas (las celebradas a partir del 30 de junio de 2011), convocando a las mismas a los demandantes mayores de edad y permitiéndoles su participación en ellas con voz y voto; de una parte decir que esta condena va unida al pronunciamiento del Fallo de la Sentencia consistente en declarar radicalmente nulos los acuerdos de las asambleas generales del RGCC celebradas con posterioridad al 30 de junio de 2011, dicha declaración de nulidad radical implica de hecho la inexistencia de las mismas y por tanto de cuantos acuerdos se adoptaron en dichas asambleas generales dejando a salvo los derechos de terceros que hayan celebrado contratos y adquirido derechos respecto del RGCC con base a los acuerdos anulados o mediante negocios celebrados por el presidente cuya elección ahora se anula, según lo dispuesto en el Fundamento de Derecho 3º punto 4 de la repetida Sentencia y ello por el principio de seguridad jurídica y de respeto de los derechos de terceros de buena fe.

A la vista de lo manifestado la compraventa de la finca “La Torriente” es plenamente eficaz y válida.

Igualmente las Asambleas celebradas con posterioridad a la entrada de los demandantes, merced a la ejecución provisional de la Sentencia de la Audiencia Provincial, no son objeto de la Sentencia y no han sido anuladas.

Como se ha dicho en reiteradas ocasiones esta Junta Directiva seguirá velando por los intereses del Club apostando por el diálogo y por la conciliación a los efectos de poder dotar de tranquilidad y estabilidad a la Entidad. Para ello, de forma inminente, se convocará a representantes de la plataforma y a los miembros de la anterior Junta Directiva para el inicio de conversaciones.

Sentencia Tribunal Supremo.pdf